El pueblo de Don Bosco ha invadido Torín. 5000 jóvenes de 53 países del mundo en el Pala Ruffini donde comienza la fiesta. LIKE WITH FOR; Como Don Bosco, Con los Jóvenes, Para los Jóvenes. Es este el eslogan del evento, y el movimiento juvenil salesiano, el Salesian Youth Movement, lo sabe bien. El SYM 2015 es una fiesta, un encuentro, pero más aún, una reunión de familia, una familia que abraza el mundo entero. Son los chicos de Don Bosco que se lanzan hacia el futuro.

“No permitan a ninguno que robe su alegría, su pureza y su esperanza” es la invitación dirigida a los jóvenes por parte de Mons. Van Looy en la homilía de apertura. Un impulso a todos para salir de las propias casas y abrir el corazón al mundo, a los otros, al futuro, a la esperanza que, como recuerda también el obispo de Gent, es el motor de toda la Iglesia. El primer día terminó con una gran fiesta en Valdocco con la presentación del nuevo logo del MJS Italia. Desde la casa madre las buenas noches del Rector Mayor: “Don Bosco sigue estando presente en cada uno de ustedes”.

Muchos los testimonios de vida y de fe dados por los jóvenes de los diversos países en estos dos primeros días:la cercanía a Dios, a la fe cristiana en lugares de guerra y terrorismo, el ayuda a los más pobres y los nuevos medios en la divulgación del Evangelio.

En el encuentro de hoy, WITH THE YOUNG, estuvo Madre Yvonne, Superiora General de las Hijas de María Auxiliadora, a hablar con el pueblo del Santo de los Jóvenes. Con la alegría que la caracteriza ha celebrado la juventud salesiana “Somos 5000 corazones en un solo corazón, esta es la paz en el mundo. Los Salesianos son la única congregación fundada con los jóvenes, por tanto hoy la Familia Salesiana se construye con los jóvenes o no se construye. Todos los jóvenes tienen en el corazón grandes sueños, grandes deseos de transformar el mundo; el mundo de hoy es el que es, el mundo de mañana será el que los jóvenes de hoy construirán. No ahoguen sus sueños sino que compártanlos; es compartiendo que se encuentran los caminos para dar realidad a los sueños. Para los jóvenes salesianos no existen las fronteras: el mundo es nuestro y nosotros somos de Cristo”.

En la homilía de la Santa Misa Mons. Savio Hon Tai-Fai se dirige a todos los presentes como “Sucesores de Don Bosco, herederos de su misión  With the young and For the young”.

Pero la jornada no termina ahí, por la tarde los 5000 jóvenes de Don Bosco han invadido las calles de Turín para descubrir los lugares más bellos de la ciudad del Santo. Desde Valdocco hasta San Pietro in Vincoli, desde la Catedral hasta la Consolata, pasando por el Cottolengo y la la Gran Madre, y aún la Plaza Castello, San Francisco de Asis, el Museo de la Sábana Santa, la Iglesia del Corpus Domini y muchos otros lugares en la búsqueda de Don Bosco, hasta la cita después de la cena. Y esperando que se encienda la gran fiesta de la noche en el Parco Ruffini, recordando que son 5000 corazones en un solo corazón, listos a encender la luz de la esperanza.

¡Hasta mañana!